Las condiciones para alquilar cada vez son más. Esto quiere decir que los propietarios se empiezan a cuidar las espaldas de una manera sorprendente. Ya no por miedo a impagos o desperfectos, sino por segmentación de público. Esto quiere decir que cada vez es más común que el inquilino que entre a un piso sea la elección preferida por el propietario.

Pero, ¿esto no era ya así antes? Solo en cierto modo. Lo que pasaba era que el propietario quería un inquilino, preferiblemente que respetara el hogar y demás. Si hacía la gestión solo no se podía saber si el inquilino era el indicado solo con un vistazo. Si el propietario acudía a una inmobiliaria era más fácil escoger inquilino porque era la inmobiliaria la que hacía la tría, escogiendo el mejor inquilino posible en base a datos.

Ahora, con el boom del alquiler, los propietarios se ponen más estrictos. Ya no puede acceder a un piso cualquiera, ahora deben pasar los filtros establecidos por el inquilino. ¿Filtros? ¿Cuáles? Hoy, desde Concasaval te vamos a mostrar algunas de las condiciones para alquilar que están interponiendo los propietarios. Atención.

Las condiciones para alquilar se endurecen

Las condiciones para alquilar, sí aumentan

Mascotas

Siempre han sido un punto polémico. Por ley, el propietario puede impedir la entrada de animales en el piso, siempre y cuando quede reflejado en el contrato de alquiler. Aun así, muchos inquilinos no respetan esta posición y meten cualquier tipo de mascota en casa. Este tema se ha puesto más serio. Las consecuencias de pasar por alto esta petición por escrito pueden ser elevadas…

Solvencia

Ya no vale con acudir y decir «sí, ahora mismo tengo un trabajo». Ahora el propietario busca solvencia a largo plazo. Se tendrán en cuenta los años trabajados, el sector de actividad y el puesto que se ocupa. Con este requisito lo que se busca es impedir impagos y frases como «ya sabes que siempre te pago» y similares, que suelen terminar en problemas y discusiones entre propietario e inquilino.

Soltería, pareja o familia

La situación personal también a transcendido a este ámbito. Dependiendo del propietario estos pueden demandar un tipo especifico de «vida». Hay quienes prefieren gente soltera porque «son más independientes y caseros» y quienes prefieren albergar a una familia porque «cuidan más la casa y estarán más tiempo». Se difiere un poco más en las parejas. Ahí ya entran a valorar diferentes aspectos para ver el tipo de pareja que son, grosso modo.

Las condiciones para alquilar

El uso del inmueble

Se tiene también muy en cuenta el uso que se va a hacer de la casa. Normalmente, los estudiantes, por ejemplo, suelen desgastar más un piso y pueden traer más problemas. Por otra parte, alguien que viaja mucho y necesita un sitio al que volver puede ser un negocio redondo. Aunque esto puede salir a la inversa, que los estudiantes sean de lo mas cuidadosos y el viajero de lo más alborotador. Al fin y al cabo recordemos que estos aspectos se tienen en cuenta, de manera general, pero no son ni mucho menos reglas que se siguen a rajatabla.

Las exigencias

En el tipo de persona ya se ve si somos más o menos exigentes. Hay quienes prefieren que los molesten poco y otros que quieren que todo esté en su punto ideal. Aquí los propietarios se dividen. Hay quienes dicen que cuanto más detallistas más cuidan la casa y otros que dice que si piden muchas cosas solo hacen que invertir en un piso que solo tienen para sacar rentabilidad.

Las condiciones para alquilar aumentan

Estas son algunas de las condiciones para alquilar que más podemos ver. Hay algunas más que irás descubriendo, porque para gustos colores. Y para cualquier gestión inmobiliaria, ¡contacta con Concasaval! Tu inmobiliaria de confianza.

Y ya sabes, si te ha gustado el artículo, ¡compártelo!


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *